Posted by : Viridiana Belikov ♠ jueves, 26 de julio de 2012


Querida Keyra:

 Tú le perteneces a alguien más, y yo, sin embargo,  pertenezco al  pasado. El verte partir, alejarte de mí y, sobre todo, darme cuenta que el culpable de todo fui yo. ¿O quizás fuiste tú? No estoy seguro. O simplemente, para no lastimarnos más es más fácil decir, no eres tú. ¿Por qué usar esos términos? No tienen ningún sentido. Es mejor darse cuenta que al acabar una relación, no fue culpa solo de una persona. La relación es de dos, por lo que la culpa es de ambos. No te culpes a ti misma, Keyra.
Hace 2 años que recibí tu carta. Y después de meditarlo mucho, decidí contestarte.
Yo sé que tú ya tienes una nueva vida, nueva pareja, y nuevas oportunidades en tu camino. No has sido la única. ¿Qué me costó superar tu partida? Sí. Sufrí como no tienes idea. Miro el tiempo atrás, y recuerdo las risas, las emociones, nuestros momentos juntos, los abrazos, los besos, cuando hacíamos el amor, los reclamos, los gritos… Eso es inevitable de olvidar.
¿Sabes? Todos esos momentos que vivimos, no le pertenecen a nadie, ni siquiera a ti, ni a mí. Le pertenecen a la historia. Sé que suena ridículo, pero es algo que quisiéramos o no, siempre se mantendrá escrita esa historia en algún lado.
Varias noches desee, que volvieras a mí, que volvieras a casa. Así podríamos intentarlo bien. Pero no, nunca ocurrió y no ocurrirá. Respete tu decisión. Y comencé una nueva vida porque así lo pediste. Y con lágrimas en los ojos… te deje marchar.
Tengo un recuerdo muy preciado aun en mi memoria. Recuerdo cuando en los días lluviosos, solíamos sentarnos en el balcón. Veíamos la lluvia caer, abrazados, tomando una taza de chocolate cada uno. Hundidos en el silencio. No teníamos nada que decirnos. Sólo… pasábamos el rato y lo disfrutábamos. Adoraba cuando llovía. Y ahora, cuando llueve, esos momentos no los puedo revivir, no es lo mismo. Sólo era algo que podía hacer contigo.
Tal vez suene aun más ridículo, y a cierto punto, algo obsesionado de mi parte, pero debes saber, que hace poco, te veía, en mi memoria, y sin verte, te recuerdo exactamente, gracias a las fotografías que decidí quedarme. Unas fotos viejas que, ya están deterioradas debido al paso de los años. Están ya desgastadas, al igual que las promesas que te hacia a ti, que tú me hacías a mí. Pero debido al tiempo, se perdieron. Recuerdo la última vez que estuvimos juntos, tu mirada se veía cansada y aburrida. Yo te veía sin decir nada, creyendo, que solamente eran percances entre los dos. Yo sabía que nada era para siempre, pero nunca creí que terminaría tan pronto.
Sé que ahora no habrá nada que te haga volver. Ni siquiera sé si estas en las mejores condiciones en tu nueva vida. A veces me pregunto, si estas en el sillón fumando un cigarro como solías hacerlo cuando estabas por acá. Yo espero que estés bien. Lamento haber contestado la carta muy tarde. Pero es mejor hacerlo ahora que nunca. Ha empezado a llover. Volveré una vez más a verla caer solo. No pido que regreses, pero pido una contestación de regreso. Quiero saber como estas, como te ha ido; si has encontrado pareja que te haga feliz, aun más a como yo lo hice. Y creo que si sigo escribiendo en verdad creo que explotare en un llanto incontrolable. Debes saber que te extraño, ya no respecto a lo sentimental, si no como persona.
Espero tu respuesta, Keyra.
Suerte.

 Gael

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¿En qué creo? En todo lo que vive y respira. ¿En qué creo? En lo que puedo ver. ¿En qué creo? En mí. - Frederica Bernkastel

Lluvia


Querida Keyra:

 Tú le perteneces a alguien más, y yo, sin embargo,  pertenezco al  pasado. El verte partir, alejarte de mí y, sobre todo, darme cuenta que el culpable de todo fui yo. ¿O quizás fuiste tú? No estoy seguro. O simplemente, para no lastimarnos más es más fácil decir, no eres tú. ¿Por qué usar esos términos? No tienen ningún sentido. Es mejor darse cuenta que al acabar una relación, no fue culpa solo de una persona. La relación es de dos, por lo que la culpa es de ambos. No te culpes a ti misma, Keyra.
Hace 2 años que recibí tu carta. Y después de meditarlo mucho, decidí contestarte.
Yo sé que tú ya tienes una nueva vida, nueva pareja, y nuevas oportunidades en tu camino. No has sido la única. ¿Qué me costó superar tu partida? Sí. Sufrí como no tienes idea. Miro el tiempo atrás, y recuerdo las risas, las emociones, nuestros momentos juntos, los abrazos, los besos, cuando hacíamos el amor, los reclamos, los gritos… Eso es inevitable de olvidar.
¿Sabes? Todos esos momentos que vivimos, no le pertenecen a nadie, ni siquiera a ti, ni a mí. Le pertenecen a la historia. Sé que suena ridículo, pero es algo que quisiéramos o no, siempre se mantendrá escrita esa historia en algún lado.
Varias noches desee, que volvieras a mí, que volvieras a casa. Así podríamos intentarlo bien. Pero no, nunca ocurrió y no ocurrirá. Respete tu decisión. Y comencé una nueva vida porque así lo pediste. Y con lágrimas en los ojos… te deje marchar.
Tengo un recuerdo muy preciado aun en mi memoria. Recuerdo cuando en los días lluviosos, solíamos sentarnos en el balcón. Veíamos la lluvia caer, abrazados, tomando una taza de chocolate cada uno. Hundidos en el silencio. No teníamos nada que decirnos. Sólo… pasábamos el rato y lo disfrutábamos. Adoraba cuando llovía. Y ahora, cuando llueve, esos momentos no los puedo revivir, no es lo mismo. Sólo era algo que podía hacer contigo.
Tal vez suene aun más ridículo, y a cierto punto, algo obsesionado de mi parte, pero debes saber, que hace poco, te veía, en mi memoria, y sin verte, te recuerdo exactamente, gracias a las fotografías que decidí quedarme. Unas fotos viejas que, ya están deterioradas debido al paso de los años. Están ya desgastadas, al igual que las promesas que te hacia a ti, que tú me hacías a mí. Pero debido al tiempo, se perdieron. Recuerdo la última vez que estuvimos juntos, tu mirada se veía cansada y aburrida. Yo te veía sin decir nada, creyendo, que solamente eran percances entre los dos. Yo sabía que nada era para siempre, pero nunca creí que terminaría tan pronto.
Sé que ahora no habrá nada que te haga volver. Ni siquiera sé si estas en las mejores condiciones en tu nueva vida. A veces me pregunto, si estas en el sillón fumando un cigarro como solías hacerlo cuando estabas por acá. Yo espero que estés bien. Lamento haber contestado la carta muy tarde. Pero es mejor hacerlo ahora que nunca. Ha empezado a llover. Volveré una vez más a verla caer solo. No pido que regreses, pero pido una contestación de regreso. Quiero saber como estas, como te ha ido; si has encontrado pareja que te haga feliz, aun más a como yo lo hice. Y creo que si sigo escribiendo en verdad creo que explotare en un llanto incontrolable. Debes saber que te extraño, ya no respecto a lo sentimental, si no como persona.
Espero tu respuesta, Keyra.
Suerte.

 Gael

0 comentarios:

Publicar un comentario

By. Viridiana Gallardo. Con la tecnología de Blogger.

Followers

About Me

Mi foto
Viridiana Belikov ♠
Ver todo mi perfil

Jake

Jake

BMO

BMO

Finn

Finn

Marceline

Marceline

Princesa Grumosa

Princesa Grumosa

Leyendo :D

Leyendo :D

Páginas vistas en total

Yukari

Yukari

Nana & Ren

Nana & Ren

Time

Seguidores

Copyright © Rosas azules florecen en la tienda departamental del canibalismo. -Black Rock Shooter- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan